Queratocono

//Queratocono

El queratocono es una enfermedad de la córnea que evoluciona de forma progresiva. La córnea adopta una forma cónica irregular debido a la alteración en el estroma (la estructura interna del tejido corneal), concretamente del colágeno corneal.

Causas del queratocono

En el desarrollo del queratocono pueden intervenir elementos externos como el uso de lentes de contacto, frotarse los ojos o padecer queratitis (inflamación de la córnea). Pero realmente suelen ser elementos internos como la alteración del colágeno, el estrés oxidativo o la apoptosis (destrucción o muerte celular provocada por nuestro organismo) lo que propician el queratocono.

Síntomas de queratocono

Los principales signos anatómicos del queratocono son el adelgazamiento de la córnea en su zona central o paracentral. Esto va acompañado casi siempre de una elevación en esta zona y un alto astigmatismo irregular, que además provoca necesariamente mala visión. Para su diagnóstico debemos realizar una topografía corneal que nos permite analizar la estructura de su cornea.

Tratamiento del queratocono

El tratamiento del queratocono va a depender del estadio en que se encuentre. En principio el astigmatismo irregular no se corrige con los medios tradicionales (gafas o lentes blandas), sino que es necesario el uso de lentes de contacto duras (cuyo porte es incómodo) para conseguir una buena calidad de visión.

La primera opción terapéutica consiste en aplicar un tratamiento de Crosslinking para provocar una reticulación del colágeno. Dicha técnica consiste en causar una reacción química que crea nuevos enlaces a nivel macromolecular. Con esto conseguimos reforzar la estructura interna del tejido corneal y frenar el queratocono.

La segunda opción terapéutica sería el implante de anillos intracorneales para reforzar la zona debilitada. Además sirven para centrar el cono, consiguiendo una mejor calidad visual.

En los estados avanzados el queratocono provoca una muy mala calidad de visión. El adelgazamiento de la pared corneal puede ser tal que se produzca su rotura, siendo necesario un trasplante de córnea para evitar la pérdida del globo ocular.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
2018-09-13T13:53:50+02:00 28 octubre 2011|

Solicitar información o cita

No deseo que mis datos se utilicen para el envío de noticias u ofertas

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.