Examen visual completo

//Examen visual completo
Realizar un examen visual completo es importante a todas las edades. Desde que somos pequeños y comenzamos a descubrir el mundo, así como a lo largo de las diferentes etapas de la vida. Suele ser el sentido más importante ya que la mayor parte de la información que recibimos es a través de la vista.

Hacerse un examen visual completo es algo que nos deberíamos plantear al menos como propósito de año nuevo. Sobre todo a partir de ciertas edades, donde cada vez son más las posibles enfermedades que nos pueden afectar.

Para cuidar nuestra vista podemos prestar atención a la dieta, al uso de gafas de sol, y a otra serie de medidas saludables, pero cuidar nuestra vista comienza por pasar un examen visual completo.

Porqué debemos pasar por un examen visual completo

No se trata de una simple prueba de agudeza visual, hablamos de realizar un chequeo completo de ambos ojos. Así se pueden detectar no sólo posibles problemas refractivos, sino también graves enfermedades que se desarrollan poco a poco sin presentar síntomas evidentes.

Son varias las enfermedades graves que se desarrollan con el paso de los meses y los años sin que el paciente sea consciente de ello, y que podrían dañar su vista de forma irreversible, problemas que afectan por ejemplo a la córnea, al nervio óptico, a la retina o la mácula, que pueden no tener cura, pero si son tratados a tiempo se puede llegar a frenar su desarrollo.

Cuándo realizar un examen visual completo

Sin duda alguna, la mejor forma de detectar estas enfermedades es mediante exámenes visuales que debemos programar con cierta regularidad. En el caso de los adultos lo ideal es cada dos años, e incluso anualmente cuando nos adentramos en la tercera edad.

En el caso de los bebes, lo ideal es hacer un primer examen visual a los seis meses. Posteriormente si notamos que tienen problemas en la escuela es buena idea realizar exámenes visuales al comienzo del curso escolar.

Las personas que se ven afectadas por ciertas enfermedades, como por ejemplo la diabetes, o que cuentan con un historial familiar de glaucoma u otras enfermedades oculares, deberían ser más precavidos.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
2018-07-26T13:40:42+02:00 4 febrero 2013|

Solicitar información o cita

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.