Lentes ICL

Las lentes ICL (Implantable Colamer Lenses) son similares a las lentes de contacto. Sirven para corregir problemas visuales como la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo, pero en lugar de ir en la superficie del ojo, el cirujano oftalmólogo la coloca dentro entre el iris y el cristalino, sin que se note y sin molestias.

Mediante el implante de lentes ICL podemos corregir tu problema visual sin modificar la córnea, de hecho, si eventualmente fuera necesario reemplazar o retirar la lente implantada se puede hacer y tu córnea seguiría igual que antes de la operación, ésta es una gran diferencia con respecto a otras cirugías refractivas como por ejemplo el LASIK o la PRK.

Como paciente debe saber que tanto las técnicas de superficie (PRK) como la técnicas LASIK inducen síndrome de ojo seco de forma temporal, porque seccionamos nervios y hasta que estos se regeneran la córnea pierde sensibilidad y no se lubrica de forma adecuada. Además el láser modifica y adelgaza la córnea de forma permanente.

Lente intraocular ICL o LASIK

Ahora quizás te preguntes porqué la mayoría de la gente se opera con la técnica LASIK, la principal diferencia es el precio, el implante de lentes ICL es una intervención más cara porque además hay que incluir el coste de las lentes intraoculares.

Además, aunque con las lentes se suele conseguir una visión mejor y más nítida tanto de día como de noche, los resultados que ofrece el LASIK con femtosegundo también son excelentes y si el paciente cumple los requisitos preoperatorios los riesgos son mínimos y los problemas de sequedad ocular se resuelven en pocas semanas.

Otro aspecto interesante de las lentes ICL es que pueden tener propiedades bloqueadoras de los rayos ultravioleta. Esto contribuye a proteger nuestros ojos, especialmente el cristalino, la retina y la mácula. Es un poco como si lleváramos gafas de sol todo el tiempo, aunque evidentemente no las reemplaza.

Las lentes ICL pueden ser la solución adecuada para cualquier paciente que quiera dejar de usar gafas o lentillas. Se recomiendan sobre todo a pacientes no aptos para otros tratamientos, aquellos que tienen córneas finas y para aquellos que tienen una elevada graduación. Por ejemplo una alta miopía de -18 dioptrías o una hipermetropía de 10 dioptrías.

Opiniones sobre lentes ICL

El grado de satisfacción de pacientes implantados con lentes ICL es altísimo, casi del 100%. Ahora sólo tienes que hacer tus cálculos de gasto en gafas o bien en lentillas y productos de mantenimiento, comprobarás que a la larga te sale más rentable y tu vida será mucho más fácil.

Si te preocupa el riesgo de rechazo, debes saber que es tipo de implante se fabrica con materiales totalmente compatibles con nuestro organismo. No obstante como hemos comentado, si hubiera cualquier problema o incluso si la lente perdiera transparencia con el paso de los años, siempre podemos reemplazar o retirar la lente y seguir usando gafas, lentillas o quizás por otro tipo de tratamiento.

Si te interesa el implante de lentes ICL, ahora puedes concertar una cita sin compromiso en cualquiera de nuestras clínicas de Málaga, Marbella o Granada, donde te podemos hacer todas las pruebas preoperatorias y así determinar si eres un buen candidato para este tipo de cirugía.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
2018-07-16T17:12:34+00:00 29 octubre 2015|

Solicitar información o cita

No deseo que mis datos se utilicen para el envío de noticias u ofertas

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.