Queratocono y lentes de contacto

/, Queratocono/Queratocono y lentes de contacto

El queratocono es una enfermedad que afecta en torno a 1 de cada 2000 personas. Las causas suelen tener un componente genético o bien están asociadas a traumatismos, factores ambientales como el hecho de frotar los ojos con frecuencia e incluso a cirugías corneales deficientes.

En cualquier caso, lo que le ocurre a la córnea del paciente con queratocono es que los tejidos de su córnea, como por ejemplo las fibras de colágeno, se debilitan y en consecuencia la córnea se va dilatando poco a poco. Con el tiempo esta dilatación o ectasia corneal conduce a un astigmatismo irregular.

Para que se haga una idea más precisa, esta deformación hace que la curvatura de la cornea pase a adoptar una forma de cono. De ahí el nombre querato-cono, córnea con forma de cono. Evidentemente esto afecta a la visión del paciente, lo que le obliga a emplear corrección óptica, ya sean gafas o lentes de contacto.

Diagnóstico del queratocono

Si sospecha que sufre esta enfermedad, lo primero es acudir a un oftalmólogo para obtener un diagnóstico. En las clínicas Vistaláser de Málaga, Marbella y Granada contamos con la tecnología y los especialistas adecuados para poder estudiar y tratar su caso.

Mediante el uso de aparatos como el topógrafo corneal o el tomógrafo corneal podemos llegar a identificar esta enfermedad en sus primeras etapas. En los últimos 20 años se ha avanzado mucho en el tratamiento del queratocono, hoy en día primero se opta por la corrección óptica.

Gafas y lentes de contacto para queratocono

ojo-queratocono

El uso de gafas o lentes de contacto es el tratamiento más conservador. Como paciente debe tener claro que ni las gafas ni las lentillas van a detener la progresión de un queratocono, simplemente es un tratamiento óptico que le permite ver bien.

Si las lentes de contacto blandas desechables o las gafas no consiguen una buena visión, podemos probar con lentes de contacto rígidas. En caso de que el paciente no tolere las lentes de contacto rígidas, se puede probar el uso de otros tipos de lentes de contacto. No hay que desesperar, ya que hay un gran abanico de posibilidades: lentillas híbridas, semiesclerales, esclerales, e incluso se pueden hacer personalizadas.

Estos otros tipos de lentes de contacto pueden tener un centro rígido para corregir la curvatura y una periferia suave. Otras pueden ser de mayor diámetro para apoyarse tanto en la córnea como en la esclera. Incluso están las lentes esclerales que se apoyan sólo en la esclera (la parte blanca del ojo), por lo que pueden resultar más cómodas para el paciente y además consiguen una buena agudeza visual.

Ahora bien, cuando las lentes de contacto son un problema para el paciente o estas ya no sirven, el oftalmólogo le puede proponer otras alternativas para el tratamiento del queratocono, como son el cross-linking corneal, el implante de segmentos de anillos y en última instancia el transplante corneal.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 2,75 de 5)
Cargando…
2018-07-16T17:22:22+00:00 15 octubre 2015|

Solicitar información o cita

No deseo que mis datos se utilicen para el envío de noticias u ofertas

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.