Síndrome de disfunción del cristalino

//Síndrome de disfunción del cristalino

El síndrome de disfunción del cristalino es un conjunto de síntomas provocados por el envejecimiento del cristalino. Esta pequeña lente que tenemos detrás de la pupila desempeña un papel esencial para que podamos ver nítido. A continuación explicamos cuáles son los síntomas y las soluciones que ofrece la medicina.

A partir de los 45 años es inevitable que comience el síndrome de envejecimiento del cristalino. De forma progresiva con el paso de los años va perdiendo sus funciones. Empieza por una pérdida de la visión cercana debido a la presbicia, lentamente la calidad de visión empeora a todas las distancias y culmina con una pérdida severa de la visión por el desarrollo de cataratas.

La presbicia o vista cansada sucede porque poco a poco se endurece el cristalino, limitando su capacidad de acomodación. Lo normal mientras somos jóvenes es que cuando queremos enfocar nuestra visión en un texto u objeto cercano, el cristalino se acomode o modifique su forma para que veamos nítido. Al perder flexibilidad no funcionará igual de bien, por tanto empezaremos a ver borrosos los textos en letra pequeña, los que escribimos y los objetos que manipulamos.

La catarata suele ocurrir más adelante, en este caso el cristalino va perdiendo transparencia y nuestra vista se nubla. Este problema de visión es bastante común en personas mayores de 60 años. Hoy en día recomendamos solucionar el problema lo antes posible. No tiene sentido esperar porque lo único que conseguimos es perder calidad de vida y complicar la inevitable operación de cataratas.

cristalino envejecidoLa degradación visual provocada por el envejecimiento es un proceso lento por lo que puede pasar desapercibido. Muchas personas se adaptan a estos cambios sin ser conscientes de que ven peor a todas las distancias. Algunos lo asumen como parte del proceso de hacerse mayor, pero hoy en día no es necesario conformarse, podemos restaurar la visión para que siempre vea nítido sin necesidad de gafas ni lentes de contacto.

Tratamientos para el síndrome de disfunción del cristalino

Para el síndrome de disfunción del cristalino existen tratamientos muy efectivos dependiendo de en qué fase se encuentre. La mayoría resuelve los primeros síntomas con ayuda de gafas, pero a largo plazo es una solución incómoda. Nuestros oftalmólogos pueden realizar un estudio ocular exhaustivo y determinar cuál es el tratamiento más adecuado para sus ojos.

  • La esclerosis o endurecimiento del cristalino que ocasiona la vista cansada tiene dos soluciones muy eficaces. Se puede realizar una cirugía láser o implantar unas lentes intraoculares multifocales. Ambos tratamientos permiten restaurar la visión de cerca, no obstante las lentes intraocules destacan porque son una solución permanente que evita la aparición de cataratas.
  • Cuando el problema es de opacidad o perdida de transparencia la mejor solución es reemplazar el cristalino. La operación de cataratas se ha refinado tanto en las últimas décadas que hoy en día es una intervención muy eficaz y segura. Además ahora están disponibles lentes bifocales y trifocales que permiten ver bien a todas las distancias para siempre.

En las clínicas Vistaláser de Málaga, Marbella o Granada podemos evitar que llegue a esta última fase del síndrome de disfunción del cristalino. Contamos con la tecnología más avanzada para realizar tratamientos totalmente personalizados e implantar las lentes intraoculares más modernas. Volverá a tener una excelente calidad visual que sin duda incrementará sus ganas de disfrutar de la vida.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
2018-07-12T17:15:12+02:00 20 abril 2017|

Solicitar información o cita

No deseo que mis datos se utilicen para el envío de noticias u ofertas

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.