Alergia primaveral y picor de ojos

//Alergia primaveral y picor de ojos


La alergia primaveral produce síntomas como picor de ojos, enrojecimiento, lagrimeo e inflamación de los párpados. A continuación te explicamos cómo podemos prevenir estos molestos síntomas y cuáles son los tratamientos más efectivos para esta conjuntivitis alérgica.

Qué es la alergia primaveral

Con la llegada de la primavera muchas plantas comienzan su época de reproducción. Árboles y plantas como el olivo o las gramíneas (trigo, maíz, cebada, avena, centeno) producen grandes cantidades de polen que son transportados por el viento. Por tanto es muy sencillo que este polen acabe en tus ojos, donde se puede producir una respuesta inmunitaria que acaba irritando tus ojos.

El organismo cree que hace lo correcto, pero esta respuesta es desmesurada e innecesaria frente a una partícula inofensiva. La reacción química nos produce picor de ojos, se enrojecen al dilatarse los vasos sanguíneos y se dispara la producción de lágrima provocando un lagrimeo constante.

Si además el invierno ha sido muy frío, las arizónicas y cipreses que suelen florecer entre enero y marzo se retrasan provocando una primavera insufrible para los alérgicos. La alergia primaveral afecta a cerca de diez millones de personas en España, de hecho la mayoría de personas alérgicas sufren alergia a algún tipo de polen.

Cómo prevenir la alergia primaveral en los ojos

En Andalucía tanto las gramíneas como los olivos son muy abundantes si vamos al campo. Si nos quedamos en ciudad el problema es que muchos ayuntamientos, empresas y particulares usan arizónicas y cipreses de forma ornamental. Por tanto es difícil, por no decir imposible, aislarse del polen. Para reducir el contacto con los alérgenos podemos seguir estos consejos:

  • Infórmate sobre los niveles de polen. Puedes recurrir a los medios de comunicación o simplemente instalar alguna de las aplicaciones disponibles en tu teléfono móvil.
  • Evita la exposición al polen. No deberías salir al exterior los días de alta concentración de polen o con viento. Es mejor evitar los parques, las zonas verdes y los paseos por el campo. Si sales usa gafas de sol y si es posible evita salir en horas de polinización (de 5am a 10am y de 7pm a 10pm).
  • Cierra las ventanas en las horas de polinización y ventila sólo en las horas centrales del día.
  • Limpia la casa con paños húmedos y fregona. Ten presente que al usar un paño seco, una escoba o una aspiradora se levantará polvo y polen.
  • Usa filtros anti polen en casa y en el coche. Se pueden instalar en los aparatos de aire acondicionado y se deben cambiar con frecuencia para mantener su efectividad.
  • Lava la ropa y no la pongas a secar en el exterior. Cuando la llevas puesta o la tiendes en el exterior el polen se deposita en la ropa con facilidad. Prueba a cambiarte de ropa al llegar a casa. Además es recomendable lavar con frecuencia la ropa de cama y evitar las alfombras y moquetas.
  • Lávate el pelo. Si al llegar a casa te cambias de ropa, también es buena idea lavarse el cabello. Además evitamos que el polen se deposite en el sofá o en la almohada, donde podría entrar en contacto con los ojos.
  • Lava tus ojos. Puedes usar lagrimas artificiales o suero fisiológico para disminuir la cantidad de alérgeno.

Si usas lentes de contacto debes extremar la higiene durante la primavera. El problema es que la lentilla contribuye a la acumulación de alérgenos en la superficie del ojo y al mismo tiempo puede empeorar los síntomas. Si es posible usa lentillas desechables o usa gafas graduadas durante la primavera. O bien te puedes plantear la posibilidad de operar tu ojos con cirugía refractiva, te simplifica la vida y a medio o largo plazo te puede resultar más rentable.

Tratamientos para la alergia primaveral ocular

La medicina actualmente dispone de un buen arsenal de tratamientos para la alergia primaveral. Si a pesar de las medidas preventivas que hemos comentado sufrimos los síntomas, podemos aplicar un tratamiento que alivia las molestias e incluso tratamientos curativos con vacunas antialérgicas.

  • Para los tratamientos que alivian los síntomas podemos recurrir al médico de cabecera o a especialistas como oftalmólogos y alergólogos. Si año tras año sufres los mismos síntomas en primavera, lo ideal es realizar un estudio alergológico. En la mayoría de los casos es una prueba muy sencilla que en 15 minutos nos revela nuestras alergias.
  • Para los tratamientos curativos se debe recurrir a la inmunoterapia o vacunas alergénicas. Este tratamiento evitará que nuestro sistema reaccione tan mal frente a ciertos pólenes y reducirá nuestro consumo de medicación. Las vacunas antialérgicas pueden curarnos pero es una terapia que se prolonga durante varios años.

El tratamiento más adecuado para cada caso dependerá del tipo de afectación. Lo habitual es que la alergia afecte también a la nariz, la respiración o la piel. Si se limita a los ojos se tratará con medicamentos antialérgicos en colirio. Recuerda que es malo frotar los ojos, puede que en principio te alivie, pero corres el riesgo de provocarte erosiones en la córnea. Para aliviar los primeros síntomas de picor de ojos y enrojecimiento lava tus ojos con suero fisiológico frío o aplícalo en compresas.

Cuando los síntomas de la alergia primaveral persisten debemos acudir al médico para seguir un tratamiento adecuado. Es importante no automedicarse para tratar la conjuntivitis alérgica ya que podemos empeorar los síntomas. El uso de colirios con antibióticos o corticoides sin prescripción del oftalmólogo puede desencadenar serias complicaciones.

2017-06-26T13:00:06+00:00 10 abril 2017|

Solicitar información o cita

Acepto las condiciones

Suscríbete a las noticias de Vistaláser

Recibe las últimas noticias de Vistaláser, incluidas ofertas exclusivas, tan pronto como estén disponibles.

Deje su comentario