La cirugía láser para hipermetropía es el tratamiento indicado para los hipermétropes que desean dejar usar gafas o lentes de contacto. La hipermetropía es un defecto visual que tienen muchas personas de nacimiento. Se debe sobre todo a que sus ojos son pequeños y no enfocan bien la imagen en la retina.


Hay niños a los que les desaparece la hipermetropía cuando sus ojos terminan de desarrollarse. Por ello no se recomienda operar mediante cirugía láser antes de los 21 años. La propia naturaleza puede solucionar el problema e incluso mucha gente con hipermetropías inferiores a una dioptría disfrutan de una buena visión hasta que comienzan los síntomas de presbicia.

Síntomas de Hipermetropía

Resulta curioso, ya que los síntomas de la hipermetropía dependen de la edad del paciente. Los más jóvenes pueden llegar a compensar este defecto refractivo mediante acomodación y no presentar síntomas. En cualquier caso, por definición la hipermetropía o hiperopía es un problema visual que nos impide ver con claridad los objetos cercanos y en cambio a partir de cierta distancia los veremos más nítidos.

Cuando se da en jóvenes puede producir picor de ojos, fatiga ocular, dolor de cabeza e incluso estrabismo. En adultos, el síntoma principal de hipermetropía es la dificultad para enfocar nítidamente los objetos, por lo que vemos borroso.

Corregir la hipermetropía con láser

Tras un estudio oftalmológico será el oftalmólogo el responsable de determinar cual es el mejor tratamiento para su caso particular. En caso de poder corregir su hipermetropía con láser, en las clínicas Vistaláser de Málaga, Marbella y Granada contamos con las técnicas más avanzadas, eficaces y seguras.

Mediante la cirugía láser para hipermetropía lo que hacemos es corregir la curvatura de la córnea eliminando una pequeña capa de tejido corneal, de este modo el ojo puede enfocar la imagen correctamente y el paciente puede ver nítido.

En las clínicas Vistaláser a la hora de corregir la hipermetropía con láser podemos emplea láser femtosegundo en combinación con el láser excímer. Esta técnica láser minimiza las probabilidades de error y de efectos adversos en comparación con el LASIK convencional.