Glaucoma

//Glaucoma

El aumento prolongado de la presión intraocular produce lesiones irreversibles en el nervio óptico, ya que se van perdiendo fibras nerviosas, como consecuencia se produce un estrechamiento del campo visual pudiendo terminar en la ceguera.

El glaucoma es una de las primeras causas de ceguera en el mundo, y además de forma irreversible, por ello es importante hacerse revisiones oculares cada año o dos años para detectar lo antes posible su desarrollo.

En la primera fase, el tratamiento del glaucoma se realiza farmacológicamente, siendo necesaria la realización de controles regularmente. Otros tipos de glaucoma requieren el tratamiento con láser. Si con estos medios no se llega al control de la tensión y aparecen alteraciones del campo visual y en el nervio óptico, puede ser necesaria la realización de una intervención quirúrgica para solucionar el problema.

Tipos de glaucoma

Se trata de una enfermedad compleja, los tipos de glaucoma más frecuentes son: Glaucoma Primario de ángulo abierto, asociado a tensión ocular elevada de forma crónica, y el Glaucoma Primario de ángulo cerrado, asociado a tensión alta de forma aguda. Suele afectar a ambos ojos, por tanto si el oftalmólogo lo diagnostica en uno de ellos, es probable que se acabe desarrollando en el otro ojo.

Hoy por hoy no tiene cura, es una patología crónica cuya progresión varía de un paciente a otro, lo que podemos hacer por usted es administrarle tratamientos para frenar el desarrollo de la enfermedad y evitar una mayor pérdida de visión.

Cómo detectar el Glaucoma

Al principio esta enfermedad no produce molestias, se desarrolla de forma silenciosa, y para cuando el paciente comienza a notar los síntomas es tarde, ya que los daños son irreversibles, puesto que las fibras nerviosas perdidas no se regeneran ni las podemos operar.

Mediante una exploración completa con dilatación de pupila el oftalmólogo puede descartar la existencia de glaucoma, esta exploración incluye una batería de pruebas como la medición de la presión intraocular y una exploración del fondo de ojo para evaluar su nervio óptico.

Si tiene familiares con glaucoma o con diabetes, si es mayor de 40 años, si tiene alta miopía, si es de raza negra, o ha sufrido algún traumatismo ocular o ha pasado por alguna cirugía ocular compleja tiene mayor probabilidad de padecer esta enfermedad, por tanto sería recomendable que se hiciera revisiones oculares anualmente.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
2018-07-31T11:39:40+00:00 28 octubre 2011|

Solicitar información o cita

No deseo que mis datos se utilicen para el envío de noticias u ofertas

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.