¿Duele la Cirugía LASIK?

//¿Duele la Cirugía LASIK?

La cirugía refractiva donde se emplea la técnica LASIK no produce dolor alguno, ni antes ni durante la operación. El postoperatorio es tan breve que apenas produce molestias. En cuestión de horas puede empezar a disfrutar de su visión corregida.

Al hablar de intervenciones quirúrgicas, y más en una zona tan sensible como los ojos, es habitual que los pacientes nos pregunten si duele la cirugía LASIK. La respuesta es no, en todo caso se puede producir alguna molestia pasajera como la sequedad ocular.

Para evitarlo recetamos a nuestros pacientes unas gotas para lubricar los ojos las horas posteriores a la cirugía. Si fuera necesario podemos recetar algún antibiótico también en gotas para evitar cualquier riesgo de infección.

El LASIK no hace daño, antes de comenzar la operación aplicamos una anestesia local con gotas. No sentirá nada durante la intervención, como mucho una cierta presión en el ojo y algo de incomodidad por los blefaros, un aparato que sujeta sus párpados.

Una vez hemos terminado, el paciente puede notar una leve molestia y sequedad ocular. Debe saber que el láser no irrita los ojos ni penetra en el globo ocular. Su función es tallar el tejido corneal para corregir su problema de visión.

Dolor postoperatorio en tratamientos PRK

Las historias de postoperatorios dolorosos que hemos podido oír a familiares y amigos con toda probabilidad se refieren a cirugías refractivas que emplean técnicas de superficie, como es la PRK (queratectomía fotorrefractiva).

Los tratamientos PRK o de superficie se empezaron a emplear hace más de 20 años. Hoy en día es la opción más económica, pero también está cada vez más en desuso porque existen otras técnicas más modernas y seguras.

El problema de los tratamientos PRK o de superficie es que implican retirar una capa de tejido de la superficie corneal mediante raspado. Con lo cual hasta que no se regenera ese tejido el paciente tendrá dolor y molestias durante varios días.

En Vistaláser Oftalmología realizamos este tipo de tratamientos sólo en casos muy concretos. Por ejemplo cuando el paciente no es apto para una técnica más moderna como el LASIK con cuchilla o el LASIK con femtosegundo.

Sin embargo otras clínicas oftalmológicas aprovechan el desconocimiento de los pacientes para ofertar la PRK como un tratamiento 100% láser para conseguir una visión nítida sin necesidad de gafas ni lentillas.

Efectivamente es un tratamiento donde se emplea láser para corregir la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo. Además es más económico, con un precio que ronda los 500 euros por ojo porque las máquinas son menos complejas y ya están amortizadas. Sin embargo la recuperación para el paciente será dolorosa e implica mayores riesgos.

En resumen, a la hora de escoger una clínica oftalmológica para operar los ojos es muy importante que le expliquen bien y tenga claro la técnica que van a emplear. No se deje engañar, no se guíe sólo por el precio y no deje que el miedo al dolor le impida someterse a esta operación que le cambiará la vida.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
2018-07-17T11:25:04+02:00 27 noviembre 2014|

Solicitar información o cita

No deseo que mis datos se utilicen para el envío de noticias u ofertas

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.