Edema macular

//Edema macular

En el fondo del ojo humano se encuentra la retina y está compuesta por millones de células sensibles a la luz. En su parte se central se encuentra la mácula, un elemento esencial del que depende nuestra visión central y nuestra agudeza visual. Si falla tendríamos por ejemplo dificultades para leer o reconocer las caras de otras personas.

¿Por qué ocurre el edema macular?

La retina tiene muchísimos vasos sanguíneos, si alguno de ellos tuviera algún escape de líquido o sangre se podría producir una acumulación que engrosaría la mácula. Al inflamarse la mácula no funciona bien y poco a poco el paciente experimenta visión borrosa e incluso distorsionada. Si experimenta estos síntomas debería consultar un oftalmólogo cuanto antes. El edema macular debe ser tratado lo antes posible para evitar pérdidas de visión severas.

El edema macular suele estar asociado a otras enfermedades como la retinopatía diabética, la retinitis pigmentaria, la degeneración macular asociada a la edad, un tumor intraocular o uveitis. También podría ocurrir tras determinadas cirugías oculares o como efecto secundario a algún medicamento.

Diagnóstico del edema macular

Para el diagnóstico del edema macular es necesario realizar una dilatación de pupila y una tomografía de coherencia óptica. La OCT es una prueba que emplea ondas de luz para generar una imagen de la sección transversal de los tejidos, esto permite al oftalmólogo hacer un diagnóstico muy preciso.

Una prueba sencilla que llevamos a cabo en consulta y que podemos realizar también en casa es la rejilla de Amsler. Se trata de un cuadrado de 10 cm con cuadrículas de 5 mm y un punto central. El paciente debe mirar al punto central desde unos 30 cm con un sólo ojo y ser capaz de ver las cuatro esquinas de la cuadrícula. Si no ve alguna línea o detecta líneas onduladas o distorsionadas es probable que tenga algún problema.

Edema macular diabético

El edema macular diabético es una de las posibles complicaciones que puede producir la diabetes mellitus. Quien sufre esta enfermedad debería conocer en cierta medida las posibles complicaciones y sus síntomas. De manera que en cuanto los detectara acudiera al médico especialista, en este caso al oftalmólogo.

La detección a tiempo del edema macular diabético es fundamental para que no se produzcan importantes pérdidas de visión. Por desgracia los diabéticos tienen un riesgo más elevado de sufrir ceguera que el resto de la población. Para colmo de males esta complicación no suele ocasionar dolor, afectando sólo a la agudeza visual.

Por tanto la prevención mediante revisiones oculares periódicas es realmente importante. Si tiene diabetes y nota su visión borrosa no dude en acudir al oftalmólogo. En las clínicas Vistaláser de Granada, Málaga o Marbella le pueden atender oftalmólogos con una dilatada experiencia y que disponen de la tecnología más avanzada para el diagnóstico.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
2018-07-12T17:06:48+02:00 7 julio 2017|

Solicitar información o cita

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.