Evolución del ojo humano

//Evolución del ojo humano

La evolución del ojo humano es un tema realmente interesante. Posee mecanismos sorprendentes capaces de detectar miles de colores o de cambiar de enfoque cercano a uno lejano en un tercio de segundo. En este artículo desgranamos cómo ha sido su evolución durante cientos de millones de años.

Las estructuras del ojo son tan complejas y precisas que en su momento hasta el mismísimo Charles Darwin descartó la idea de que fueran fruto de la evolución,  dicha suposición la llegó a calificar de extremadamente absurda. Unos siglos después la ciencia ha demostrado que efectivamente nuestros ojos son fruto de la evolución.

La evolución del ojo humano se origina a partir de una simple mancha sensible a la luz compuesta de fotorreceptores. Unos mecanismos capaces de transformar la energía óptica de la luz que incide sobre ellos en energía eléctrica, este sorprendente proceso se conoce como transducción.

En la naturaleza existe un género de algas unicelulares llamado Euglena que cuenta con este mecanismo para guiarse hacia su alimento. Es un ojo muy primitivo pero un primer paso en la historia del ojo humano.

El siguiente paso en la evolución lo podemos observar en los gusanos planos (turbelarios) cuyo ojo no es plano como una mancha sino que tiene forma de copa. Esto les permite detectar mejor la dirección de donde viene la luz. Así se pueden orientar mejor y eventualmente les ayuda a encontrar refugio a la sombra cuando vienen depredadores.

Para el siguiente paso se necesitaron cientos de años de evolución, ya que dicha copa fue ganando profundidad y al mismo tiempo se fue cerrando la entrada de luz, dando lugar al efecto estenopeico, con el que se consigue una mayor resolución y mejor enfoque.

El paso definitivo en la evolución del ojo fue el desarrollo de la lente, es decir, una fina capa de células transparentes fue cubriendo el agujero probablemente para evitar infecciones. Estas lentes son las que hoy en día operamos para corregir problemas como la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo, la presbicia y la catarata.

Posteriormente el globo ocular se llenó de líquido para mantener su forma, lo que mejoró la sensibilidad a la luz y la concentración de luz en un sólo punto, la retina.

Con el paso del tiempo se fueron mejorando los mecanismos: enfoque de cerca y de lejos gracias a una lente flexible, control de la cantidad de luz que entra mediante el iris y su pupila, una parte frontal blanca y rígida que ayuda a mantener la estructura y glándulas lagrimales que generan una película que lubrica y protege el ojo.

Paralelamente el desarrollo del cerebro también nos ha permitido procesar mejor las imágenes que llegaban a la retina. Todo esto en conjunto ha dado lugar a los ojos que tenemos hoy en día. Una obra maestra de la naturaleza que tiene trazas de su dilatada evolución.

Diversidad de ojos en el reino animal

Evidentemente no somos los únicos seres vivos con estas capacidades. Existe una amplia diversidad de ojos en el reino animal, cada uno con sus adaptaciones particulares, podemos ver un par de ejemplos curiosos:

Los peces cuatro ojos poseen unos ojos divididos en dos secciones, una que mira hacia arriba y otra que mira hacia bajo. Esto les permite avistar tanto a sus depredadores como a las presas por encima o por debajo del agua.

Los gatos debido a sus extraordinarios ojos son capaces de cazar de noche o en condiciones de poca luz. Esto es gracias a la capa reflectante que tiene su globo ocular. Dicha capa aumenta la cantidad de luz que detectan sus ojos y los dota de una visión nocturna envidiable.

La evolución del ojo humano

A continuación os dejamos con un vídeo donde explican todo esto y mucho más de forma gráfica. Por si no lo sabes, haciendo clic en la rueda de engranaje de la parte inferior puedes cambiar la configuración para ver el vídeo en HD y con subtítulos en español.

Este vídeo se publicó hace unas semanas en el canal youtube de TED, una organización sin ánimo de lucro volcada en la difusión de temas sobre tecnología, entretenimiento y diseño, esta lección la queremos compartir con nuestros pacientes y lectores habituales, os recomendamos la subscripción al canal para disfrutar de forma gratuita de otras muchas lecciones interesantes.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…
2018-07-16T23:51:29+02:00 19 febrero 2015|

Solicitar información o cita

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.