Lesiones oculares deportivas

//Lesiones oculares deportivas

Practicar deporte es genial, es un hábito muy saludable que tiene beneficios físicos y psicológicos. En lo que se refiere a la salud ocular, es cierto que siempre existe el riesgo de sufrir lesiones oculares deportivas. A continuación explicamos cuáles son las más habituales y qué debemos hacer si nos ocurre.

Las lesiones oculares deportivas suelen ocurrir en deportes de contacto o de pelota. Deportes como fútbol, pádel, balonmano o las artes marciales provocan un gran número de lesiones en los ojos cada año. Algunos deportes individuales como el ciclismo, atletismo o natación parecen más seguros. Sin embargo en estos deportes también nos puede entrar un cuerpo extraño, arenilla o microbios en el ojo y producirse algún tipo de irritación o infección ocular.

Cualquier deporte al aire libre tiene el riesgo añadido de la radiación ultravioleta. No usar la protección solar adecuada puede acarrear lesiones oculares tanto en verano como en invierno. En estos casos, una de las enfermedades más frecuentes es la queratoconjuntivitis, una inflamación de la córnea y la conjuntiva.

Un buen número de consultas oftalmológicas de urgencia se deben a lesiones oculares producidas mientras se practicaba algún deporte. El trauma puede afectar al ojo y a sus delicadas estructuras periféricas. En la consulta hemos visto de todo, desde contusiones por un balón, a lesiones penetrantes producidas por anzuelos de pesca.

Cualquier traumatismo ocular debería ser evaluado por un oftalmólogo para determinar su gravedad. Dependiendo del alcance de la lesión los daños pueden ser temporales o permanentes. Lo que en principio parece no ser nada, puede haber iniciado un desprendimiento de retina que podría agravarse con el tiempo si no recibe tratamiento.

Usar gafas deportivas graduadas

Usar tus gafas graduadas del día a día para hacer deporte es una mala idea. Es mejor utilizar lentillas desechables o comprar unas gafas deportivas graduadas. La idea es evitar el riesgo de romper las gafas y que los cristales puedan dañar tus ojos o que unas lentillas de uso continuado retengan suciedad y microbios en tus ojos.

Si el deporte no lo requiere, es cierto que a muchos deportistas no les gusta usar gafas deportivas graduadas. En tal caso la única alternativa es la cirugía refractiva láser o bien el implante de lentes intraoculares ICL. Ambos tratamientos permiten corregir un amplio rango de dioptrías de miopía, hipermetropía y astigmatimo.

¿Te ha entrado algo o te has dado un golpe en el ojo?

Si te ha entrado algo en el ojo y tienes sensación de cuerpo extraño, es importante no frotarse los ojos ya que se podría agravar la lesión. Te puede haber entrado un insecto, arenilla o cualquier cosa que si frotas podría erosionar la superficie del ojo. Intenta lavarte los ojos lo antes posible con bastante agua y acude al oftalmólogo si persisten las molestias.

Si has recibido un golpe fuerte en el ojo, deberías acudir al oftalmólogo lo antes posible. En las clínicas Vistaláser de Granada, Málaga y Marbella te pueden atender excelentes especialistas. Realizaremos todas las pruebas necesarias para determinar el alcance de la lesión y administrar el tratamiento adecuado.

2018-07-12T17:05:30+00:00 26 julio 2017|

Solicitar información o cita

No deseo que mis datos se utilicen para el envío de noticias u ofertas

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.