Ojos rojos por usar lentillas

//Ojos rojos por usar lentillas

Ya sea por razones estéticas o prácticas, muchas personas escogen las lentes de contacto como corrección óptica. Sin embargo no es la mejor solución para todos, si tienes los ojos rojos por usar lentillas deberías acudir al oftalmólogo. En este artículo te explicamos 7 razones por las que se pueden irritar los ojos al usar lentillas y cómo evitarlo.

Las lentillas son una corrección óptica muy segura pero requieren de cierta responsabilidad por parte del usuario, tanto en su compra como en el mantenimiento. Hay que saber manipularlas, cuidarlas y limpiarlas para mantener una buena salud ocular.

Los ojos no deben irritarse ni sentir molestias al usar lentillas. Si te ocurre este problema cada vez que te pones las lentes de contacto, debes saber que no es normal. En tales casos, nuestra recomendación es que pidas cita con el especialista. En clínicas Vistaláser contamos con Ópticos y Oftalmólogos muy experimentados que podrán evaluar tu salud ocular. Estas son las causas más habituales de ojos rojos por usar lentillas:

1. Un problema de higiene en las manos

Siempre se deben lavar las manos antes de manipular unas lentes de contacto. De lo contrario hay un alto riesgo de transferir microorganismos dañinos y suciedad a la superficie del ojo. Utiliza agua y jabón para lavar las manos y luego sécalas bien con una toalla que no deje pelusa ni fibras.

En cuanto al mantenimiento, evita enjuagar las lentes de contacto con agua del grifo, no se debe rellenar la solución de limpieza del día anterior y hay que limpiar bien y dejar secar el estuche de las lentillas.

Si te gusta usar crema hidratante para las manos en tu rutina diaria, siempre debes colocar las lentillas primero y luego ponerte la crema. De lo contrario un resto del producto podría pasar al ojo y producir una irritación.

2. Ojos rojos por alergia

Es posible que sin saberlo tengas los ojos rojos por una conjuntivitis alérgica. Las reacciones alérgicas ocurren cuando nuestro organismo detecta alguna sustancia que es considerada como una amenaza. En ocasiones realmente se trata de sustancias inofensivas, pero en otros casos puede ser una alergia a productos químicos, polvo, pelos de animales, etc.

El cuerpo recurrirá a diversos mecanismos para proteger los ojos. Al igual que los estornudos y los mocos son la defensa de la nariz, los ojos se irritan para producir lágrimas que ayuden a evacuar las sustancias y limpiar el ojo. El problema si usas lentillas es que estas sustancias queden atrapadas entre el ojo y la lente prolongando el periodo de irritación y ojos rojos.

Si no utilizas lentillas desechables, conviene verificar si uno es alérgico o intolerante a la solución de limpieza. Esto no te va a impedir usar lentillas, simplemente habrá que buscar otra solución de limpieza.

3. Ojos rojos al usar lentillas por sequedad ocular

La sequedad ocular es consecuencia de una mala lubricación del ojo. Produce síntomas desagradables como enrojecimiento del ojo, sensación de cuerpo extraño y escozor. En un intento por solucionar el problema el ojo producirá más lágrima, pero con una alta proporción de agua, lo que facilita su evaporación. Son las mismas lágrimas que aparecen con la irritación de una cebolla o en un ambiente cargado de humo.

Estas lágrimas no solucionan el problema de sequedad ocular y si además se llevan lentillas el malestar se agudiza. Lo que debemos hacer es acudir al oftalmólogo para hacer un sencillo test de sequedad ocular y comenzar con el tratamiento cuanto antes.

4. Ojos rojos por una infección

Una infección en la superficie del ojo producirá inflamación y hará que sea más sensible a cualquier roce. Por tanto si usamos lentes de contacto durante la infección se pondrán los ojos rojos y se producirán más molestias. Existen muchos tipos de infección ocular al usar lentillas como la conjuntivitis vírica o bacteriana, la queratitis por bacterias u hongos o la úlceras corneales.

5. Ojos rojos por el maquillaje

Utilizar maquillaje para los ojos de manera habitual puede ser bastante arriesgado, especialmente si se combina con el uso de lentillas. Todos queremos vernos bien o más guapos, pero estos productos químicos pueden dejar partículas irritantes en la superficie del ojo. Una vez más, la lente de contacto provocará una retención de estar partículas que pueden generar diversos problemas oculares.

6. Ojos rojos por llevar lentes de contacto más tiempo del recomendado

Sabemos que muchos usuarios utilizan las lentes de contacto más allá del tiempo recomendado. A veces por despiste, otras por pereza o simplemente por ahorrar algo de dinero.

Este mal hábito incrementa el riesgo de sufrir irritaciones oculares por la acumulación sustancias en la lentilla que dificultan la oxigenación del ojo. Debes tener presente que el principal aporte de oxigeno para el tejido corneal viene del aire. Si la dejas sin oxigeno se irrita y empiezan los problemas.

Si no tienes lentillas de uso continuo, con las que se puede incluso dormir, siempre te las debes quitar antes de ir a la cama. Cualquier lentilla que no sea apta para un uso continuado va a incrementar el riesgo de proliferación de bacterias.

Si no se respetan las indicaciones del óptico y del fabricante lo habitual es que el usuario acabe sufriendo una irritación, ojos rojos, lagrimeo, etc. En el peor de los casos se pueden producir lesiones permanentes por la acción de bacterias.

7. Lentillas mal ajustadas que producen ojos rojos

Las lentes de contacto deben adaptarse perfectamente a la forma de los ojos, tanto por seguridad como por comodidad. Su curvatura, espesor y diámetro deben ajustarse lo mejor posible para disfrutar de una buena visión.

Estas recomendaciones también son aplicables para las lentillas estéticas que permiten cambiar el color de los ojos o cuyos diseños creativos sirve de complemento para disfraces en fiestas de Carnaval o Halloween.

Si se te ponen los ojos rojos cada vez que usas lentillas deberías probar a que el óptico haga un reajuste. No es bueno tolerar las molestias y el enrojecimiento ocular, pueden dar lugar a una conjuntivitis por irritación. Además con el tiempo se puede llegar a ser intolerante a las lentillas.

Si no consigues solucionar tus problemas con las lentillas o piensas que ha llegado el momento de buscar otras soluciones, contacta con tu Clínica Vistaláser más cercana. Estamos en pleno centro de Málaga, Marbella y Granada. Mediante unas pruebas preoperatorias sin compromiso podrás averiguar si eres un buen candidato para cirugía refractiva láser o mediante implante de lente intraocular.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
2019-10-31T15:19:32+02:00 31 octubre 2019|

Solicitar información o cita

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.