Operación de hipermetropía y astigmatismo

//Operación de hipermetropía y astigmatismo

La operación de hipermetropía y astigmatismo es un tratamiento que corrige ambos problemas para poder ver bien sin gafas. Si te quieres operar la vista, en las clínicas Vistaláser Málaga, Marbella y Granada te podemos ofrecer varias soluciones.

La hipermetropía es un problema visual muy común, de hecho la mayoría de niños nacen con ella. Con frecuencia el problema desaparece a medida que se desarrolla el sistema visual. Si no se resuelve será necesario usar gafas, lentes de contacto o plantearse la cirugía.

Si tienes visión borrosa, especialmente de cerca, si sueles sufrir dolor o fatiga ocular así como dolor de cabeza después de leer un rato, es posible tengas hipermetropía y que esté asociada con astigmatismo. Para salir de dudas lo ideal es acudir al oculista, en las clínicas Vistaláser contamos con ópticos y oftalmólogos experimentados que te harán un estudio personalizado.

Qué significa hipermetropía

Hipermetropía significa que los rayos de luz que entran en el ojo no convergen en la retina, sino en un punto más allá de ella. Como consecuencia una persona hipermétrope tiene problemas para ver bien de cerca, pero puede tener una buena visión de lejos. Es un término formado por raíces griegas: hiper- (ὑπέρ) significa en exceso o más que, metro (μέτρον) es medida y el sufijo -opia (-ωπία) significa ojo o vista. Etimológicamente induce al error, ya que un hipermétrope no tiene mayor medida de visión ni ojos más grandes, sino todo lo contrario.

Alguien con hipermetropía tiene un ojo con escasa potencia, así que el cerebro lo trata de solucionar mediante acomodación. La acomodación es el sistema de enfoque para la visión de cerca y no dura toda la vida. De hecho, desde que nacemos cada año que pasa vamos perdiendo capacidad de acomodación hasta que lo notamos rondando los 40, entonces lo llamamos vista cansada o presbicia.

Es habitual que algunas personas con hipermetropía no noten su problema de visión hasta los 20, 25 o 30 años. Durante todo ese tiempo su sistema de acomodación les ha permitido ver bien sin necesidad de gafas. Lo habitual es que la hipermetropía no progrese, pero si afecta a la visión se debe corregir ya que sino podría favorecer el desarrollo de estrabismo . Tradicionalmente se ha corregido con gafas o lentillas, pero hoy en día mucha gente recurre a la cirugía refractiva.

Hipermetropía con astigmatismo

La hipermetropía con astigmatismo es un problema de visión más complejo pero también es habitual. Astigmatismo significa que no tenemos punto focal, es decir, que cuando la luz entra en nuestro ojo no se enfoca en un sólo punto, sino en un círculo que es un área más amplia y en consecuencia nuestra visión a cualquier distancia es borrosa en mayor o menor grado.

El astigmatismo se debe a que la curvatura de la superficie de nuestro ojo es irregular. Es un término que también está formado por raíces griegas: el prefijo a- (ἀ-) indica negación sin, -stigm (στίγμα) significa punto y el sufijo -ismo en este caso hace referencia a una patología o enfermedad. Quizás no lo sabías, pero tanto hipermetropía como astigmatismo son términos que venimos utilizando desde mediados del siglo XIX. Aunque obviamente estos problemas visuales existen de mucho antes.

Tratamiento de la hipermetropía

Las clínicas Vistaláser están especializadas en oftalmología y cuentan con la tecnología más avanzada para el tratamiento de la hipermetropía. Tras un estudio personalizado el cirujano oftalmólogo te explicará cuál es la solución más adecuada para tu caso. La operación de hipermetropía y astigmatismo se puede realizar con láser o mediante implante de lente intraocular.

En cirugía refractiva láser podemos realizar tratamientos Láser sin contacto o emplear la técnica LASIK con láser de femtosegundo. Son las técnicas más empleadas a nivel mundial y permiten corregir el problema refractivo en pocos minutos. El tratamiento consiste en modificar la curvatura de la córnea con un láser de gran precisión.

Las lentes intraoculares fáquicas son una alternativa excelente a la cirugía láser. Es un tratamiento más costoso por el precio de la lente intraocular, pero proporciona una calidad de visión excelente. El tratamiento consiste en introducir una lente ICL a través de una pequeña incisión que no require puntos de sutura.

Ambas opciones quirúrgicas se realizan de manera ambulatoria y con anestesia local por gotas. Por tanto el paciente tras la intervención se podrá marchar a casa y en cuestión de horas o pocos días podrá disfrutar de una visión nítida. Tras una operación de hipermetropía y astigmatismo los pacientes experimentan una gran satisfacción, desde que te levantas y no tienes que echar mano de las gafas hasta que te acuestas sin riesgo a dejarte puestas las lentillas.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
2018-07-12T16:30:27+00:00 10 enero 2018|

Solicitar información o cita

No deseo que mis datos se utilicen para el envío de noticias u ofertas

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.