Enfermedades que producen visión borrosa

//Enfermedades que producen visión borrosa

La visión borrosa afecta a nuestra agudeza visual y nos impide ver bien los pequeños detalles. En este artículo explicamos algunos defectos y enfermedades que producen visión borrosa. Cuando se tiene visión borrosa es importante acudir al oftalmólogo para descartar cualquier enfermedad grave y recibir tratamiento si fuera necesario.

En las clínicas Vistaláser de Málaga, Marbella y Granada contamos con excelentes especialistas en salud ocular. Si lo desea puede solicitar una cita llamando por teléfono a su clínica más cercana o a través del formulario que hay al final del artículo.

Defectos refractivos que producen visión borrosa

Defectos refractivos como el astigmatismo, hipermetropía, miopía o presbicia producen visión borrosa. Algunos se manifiestan desde la infancia y otros como la presbicia se notan a partir de los 40 años.

El astigmatismo puede provocar visión borrosa a todas las distancias debido a que la córnea tiene una curvatura irregular. En cambio la miopía produce visión borrosa cuando miramos a lo lejos. La hipermetropía suele producir visión borrosa de cerca, al igual que la presbicia pero por distintas causas.

Estos defectos refractivos pueden combinarse, es decir un paciente puede tener en un mismo ojo miopía y astigmatismo. También cabe la posibilidad de tener un ojo con hipermetropía y otro con miopía, lo que se conoce como anisometropia.

Todos estos defectos refractivos se pueden corregir mediante gafas, lentes de contacto o cirugía refractiva. En las clínicas Vistaláser Oftalmología somos especialistas en soluciones de vanguardia. Nuestros oftalmólogos cuentan con una dilatada experiencia en Cirugía Refractiva con Láser y en implante de Lentes Intraoculares.

Lesiones y enfermedades que producen visión borrosa

Algunas personas esperan que su problema de visión borrosa se solucione por si solo en pocos días. También hay personas mayores que asumen que su mala visión es parte del proceso natural de envejecimiento y que no tiene solución.

En ambos casos dejan de acudir al oftalmólogo, sin duda es un grave error ya que, como veremos a continuación, la visión borrosa puede ser síntoma de multiples enfermedades. Algunas son fáciles de tratar, pero otras son realmente graves, tanto que si no reciben tratamiento pueden ocasionar una pérdida total de visión.

Hay muchas enfermedades que producen visión borrosa, a continuación vamos a mencionar y explicar brevemente las más habituales:

Abrasión de la córnea: Es una lesión corneal que puede ocurrir con bastante facilidad. Por ejemplo si nos arañamos el ojo sin querer, si usamos las lentillas demasiado tiempo o tras pasar un día soleado sin gafas de sol.

  • Catarata: Se produce cuando el cristalino pierde transparencia, puede suceder a edades tempranas (por ejemplo debido a un traumatismo) pero cuando es por envejecimiento suele aparecer después de los 55 años. El paciente experimenta visión borrosa, especialmente de noche o cuando hay poca luz, así como halos, resplandores, entre otros síntomas. La solución pasa por una Cirugía de Catarata, donde reemplazamos el cristalino por una lente intraocular.
  • Conjuntivitis: Es raro que alguna persona no sufra esta enfermedad al menos una vez a lo largo de su vida. La conjuntivitis es una inflamación de la conjuntiva, una fina capa que recubre el ojo y puede ocurrir por diversas razones (alergia, infecciones, uso de lentillas, etc.).
  • Desprendimiento de retina: La retina es una fina capa de tejido que recubre el interior del ojo. Su función es esencial, ya que se encarga de transformar la luz en impulsos eléctricos que transmiten la información al cerebro. Si parte de esta capa se desprende nuestra visión se puede ver afectada. En estos casos el paciente debe recibir tratamiento cuanto antes para evitar daños irreparables.
  • Degeneración macular: La mácula es el elemento encargado de nuestra visión central. Cuando ésta se ve afectada perdemos la capacidad de ver los pequeños detalles, la visión fina. El paciente puede experimentar visión borrosa y distorsionada, e incluso afecta a su percepción de los colores.
  • Distrofia de Fuchs: Es una enfermedad que puede ser hereditaria y afecta a la córnea reduciendo el número de células endoteliales. Poco a poco la córnea se nubla, pierde transparencia y el paciente nota que su visión se vuelve borrosa. Suele afectar a la capacidad visual en personas mayores de 50 años.
  • Glaucoma: Esta enfermedad puede ocurrir de forma súbita o desarrollarse silenciosamente durante meses. Durante ese tiempo una elevada presión intraocular irá dañando el nervio óptico. El peligro es que muchas veces el paciente no lo nota, de hecho al principio se suele tener una visión normal. Luego con el tiempo podemos notar visión borrosa.
  • Hifema: Es una sangrado intraocular que suele producir dolor y debe recibir tratamiento para evitar males mayores. En estos casos la sangre se acumula en la parte frontal del ojo llegando a cubrir la pupila. Al tapar la “ventana” por donde entra a luz al ojo podemos perder visión. No debemos confundirlo con una hemorragia subconjuntival, que aunque suena peor es totalmente inofensivo, siendo sólo un poco de sangre en la parte de blanca del ojo que desaparece en pocos días.
  • Laceración de la córnea: Es una lesión más profunda que la abrasión corneal. En estos casos la cornea es atravesada de forma parcial o total por algún objeto. Se dan casos de pacientes que se han cortado con un folio o se han clavado un anzuelo por ejemplo. Como es lógico, además del dolor se produce visión borrosa, lagrimeo, entre otros síntomas dependiendo del caso.
  • Miodesopsias: Más conocidas como moscas volantes, se trata de puntos o telarañas oscuras que flotan por nuestro campo de visión. En realidad están dentro de nuestro globo ocular y pueden llegar a ser tan molestas que ocasionen visión borrosa. Suelen ser inofensivas, pero podrían ser el síntoma de alguna enfermedad grave como el desprendimiento de retina o la retinopatía diabética que explicamos más abajo.
  • Neuritis óptica: Es una inflamación del nervio óptico debido a una infección o enfermedad autoinmune. Puede verse afectado un ojo o ambos. En estos casos además de visión borrosa el paciente sufre dolor en el ojo, puede tener dolor de cabeza e incluso puede afectar a su percepción de los colores.
  • Pterigion: Es una carnosidad en el ojo producida por un crecimiento anormal de la conjuntiva. No debemos confundir con la pinguécula que se mantiene pequeña. El pterigio es cuando la carnosidad crece hacia la pupila invadiendo la córnea llegando a provocar visión borrosa y distorsionada.
  • Queratitis: Es una enfermedad que afecta a la parte más superficial del ojo ocasionando molestias y visión borrosa. Puede producirse por un mal uso de las lentillas, por infección, por sequedad ocular, etc. Si la queratitis no recibe tratamiento puede degenerar en una úlcera, que es más dolorosa y puede dejar secuelas.
  • Retinopatía diabética: La diabetes se puede controlar pero es una enfermedad crónica que produce muchos síntomas y propicia diversas enfermedades. Una de ellas es la retinopatía diabética que afecta a los vasos sanguíneos de la retina. Las primeras etapas de la enfermedad no suelen producir síntomas, pero luego es habitual tener visión borrosa, ver moscas volantes, mala visión nocturna, entre otros síntomas.
  • Síndrome de ojo seco: Es una enfermedad bastante frecuente hoy en día y que afecta especialmente a las personas mayores. En los casos de ojo seco el paciente no tiene suficiente lágrima o ésta se evapora muy rápido. Como consecuencia se sufren molestias, se pierde agudeza visual y se puede tener visión borrosa.

Estos son sólo algunos ejemplos de lesiones y enfermedades que producen visión borrosa. Hay más enfermedades graves que pueden ocasionar visión borrosa, como la esclerosis múltiple o los tumores cerebrales. Por tanto, si experimentas este problema es importante visitar al oftalmólogo. La detección temprana y tratamiento de las enfermedades ayuda a disfrutar de una buena visión a lo largo de la vida.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 2,00 de 5)
Cargando…
2018-07-12T16:26:58+00:00 8 febrero 2018|

Solicitar información o cita

No deseo que mis datos se utilicen para el envío de noticias u ofertas

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.